Rodillos de refrigeración de cubierta de cobre

Los rodillos de refrigeración de cubierta de cobre tienen la capacidad de producir más producto para la misma superficie de planta, utiliza menos energía y resuelve los problemas de condensación.

  • Aumento considerable de las velocidades de las líneas
  • Eficiencia térmica 10 veces superior a la de los rodillos de acero
  • Reduce los costes de refrigeración
  • Menor consumo de energía
  • Eliminación de la condensación en los extremos del rodillo
  • Acabados de alta calidad repetibles

Rodillos refrigerantes de cubierta de cobre de alta eficiencia

BEP tiene más de 250 rodillos de refrigeración de cubierta de cobre de alto rendimiento en circulación por todo el mundo.

Muchos de los líderes mundiales de laminación y de película fundida, así como fabricantes de papel texturizado de alta calidad han optado por invertir en nuestros rodillos ya que éstos permiten elaborar productos de alta calidad a mayores velocidades y con un menor consumo energético.

En 2002 observamos que nuestros clientes eran incapaces de operar sus líneas de producción a niveles de rendimiento óptimos debido a las limitaciones inherentes de los rodillos de refrigeración de acero o de aluminio. Este problema nos condujo a diseñar nuestros primeros rodillos refrigeradores de cubierta de cobre.

Somos expertos en electroconformado de tubos de cobre de alta calidad sin líneas de soldaduras/costuras, de cualquier grosor especificado por nuestros clientes. Nuestro método de fabricación único ofrece la mejor combinación de transferencia térmica y rigidez de los rodillos.

Con las cualidades anti-corrosivas y la eficiencia térmica del cobre, nuestros rodillos son una elección natural para las empresas que quieren aumentar la velocidad de sus líneas de producción, mejorar la calidad de sus productos y reducir los costes de operación.

Un beneficio adicional inesperado al seleccionar rodillos refrigeradores con cubierta de cobre es que nuestros clientes pueden reducir los gastos de capital asociados con otros componentes de sus líneas de fabricación.

La extraordinaria tecnología de BEP permite reemplazar la típica cubierta externa de acero por una cubierta de hasta 20mm de grosor, en función de su aplicación, de cobre electroconformado con tamaño de grano muy fino. La cubierta de cobre es ajustada por contracción sobre unas espirales de acero inoxidable, soldadas a un núcleo interior, lo cual ofrece una gran fortaleza y una mayor resistencia a la deformación.

¿Por qué utilizar cobre?

Utilizamos cobre porque su coeficiente térmico de transferencia de calor es 10 veces más elevado que el del acero. Esto significa que durante el tiempo de contacto entre la cubierta de cobre y el polietileno, el rodillo puede absorber hasta 10 veces más calor. Esto reduce enormemente el tiempo de contacto en comparación con los rodillos de acero, lo que permite que la línea funcione a velocidades superiores.

Ahorros de energía en el enfriamiento de los rodillos de refrigeración de cubierta de cobre

Expertos en ingeniería han confirmado que por cada 1 °C que se incremente la temperatura del agua de refrigeración, se puede ahorrar un 5% de los costes de energía. Por tanto, un rodillo de refrigeración de cobre operando a 20 °C puede producir el mismo rendimiento que un rodillo de acero que opere a 10 °C, ofreciendo a su vez la posibilidad de reducir los gastos de refrigeración hasta en un 50%.

El funcionamiento de los rodillos de refrigeración a 20 °C implica también que en climas de alta humedad la condensación no se acumula en las extremidades frías del rodillo, reduciendo así la pérdida de producto.